Burdeos - París Saint-Germain: desde adentro