El City le niega la segunda final al Paris

Primer equipo

Al final de un partido de rara intensidad, el Paris Saint-Germain perdió ante el Manchester City el martes por la noche en el partido de vuelta de las semifinales de la UEFA Champions League, dejando la competición a las puertas de la final (2-0).

Una nueva batalla en la cima de Europa esperaba al Paris Saint-Germain el martes. Para desafiar a los Citizens de Pep Guardiola, Mauricio Pochettino había optado por un 4-3-3, trayendo de vuelta a Ander Herrera, Abdou Diallo y Mauro Icardi en su once inicial.

Los parisinos lo sabían: tendrían que vencer a un Manchester City que no había perdido un partido europeo esta temporada, para avanzar a una segunda final consecutiva. Para eso, nuestro Rouge et Bleu no tuvo otra alternativa que abordar esta segunda ronda con atrevimiento y coraje, enfrentándose a la formidable armada de Pep Guardiola. Los primeros minutos reflejaron rápidamente sus ganas de poner mucha presión: intensidad en los duelos, aceleraciones, adelantamientos ...

Pese al admirable comienzo, el líder de la Premier League encontró la apertura en su primera oportunidad, con un disparo cruzado de Riyad Mahrez (0-1, 11 '). Para París, el objetivo siguió siendo el mismo: marcar al menos dos goles. Y el balón recogido del cabezazo de Marquinhos, que edio en el poste (16º), pudo haber sido uno de ellos. Independientemente, los hombres de la capital avanzaron, golpeando cada bola como si fuera la última.

Granizo en los pies, electricidad en el aire y concentración en todas las cabezas ... Así podríamos definir mejor este primer tiempo intenso y sin respiro entre dos equipos que ofrecieron un espectáculo de altísimo vuelo. De un extremo al otro del campo, los Rouge et Bleu mostraron un notable sacrificio personal para infiltrarse en el área de Ederson, como un Di Maria en todos los frentes.

Pero cuando regresaron del vestuario, los Sky Blues comenzaron a aumentar la presión. Y fue en una nueva contra donde el equipo de Guardiola duplicó la ventaja con Riyad Mahrez (2-0, 63º).

En esta lucha cada vez más difícil, los parisinos también tuvieron que lidiar con la expulsión de Angel Di Maria (69º). Lo complicado se volvió imposible a medida que pasaban los minutos y las piernas se volvían pesadas. Los parisinos se dispusieron a acabar el partido echando sus últimas fuerzas ... Pero los obstáculos ahora eran demasiado numerosos. Admirable generosidad, autores de un recorrido notable, los hombres de Mauricio Pochettino finalmente salieron con honores tras alcanzar las semifinales por segundo año consecutivo.