Hinchas y jugadores: ¡Todos juntos!