Los jugadores palpitan el Paríss Saint-Germain - Real Madrid CF