¡Los parisinos regresan de Lyon con otra victoria!

Equipe première

En un partido muy disputado, el Paris Saint-Germain se impuso en Lyon por la 8ª jornada de la Ligue 1, confirmando de paso su condición de líder del campeonato antes de la tregua (0-1).

Un estadio lleno a rebosar, jugadores potenciados y una sorpresa en la cima de la tabla para uno de los partidos más bellos de la Ligue 1: este es el menú que esperaba a nuestros parisinos, entre Ródano y Saona, para una emocionante última batalla antes el parón internacional. Y para la ocasión, Christophe Galtier había ideó un once renovado, con un tándem Verratti – Fabián Ruiz en el centro del campo.

Debido a que estos equilibrios de poder entre Lyon y Paris Saint-Germain siempre son muy especiales, el comienzo del partido preparó rápidamente el escenario. En cada duelo, en cada contacto, los dos equipos mostraron una intensidad digna del evento. Los parisinos estaban avisados: en este partido de gala no bastaba con el traje de las grandes veladas. 

El Rouge et Bleu lo demostró desde el principio, desatando una fuerza colectiva impresionante para socavar la defensa de Lyon. Y rápidamente valió la pena. En un gran de movimiento colectivo iniciado por los tres artistas, Leo Messi, asistido por Neymar Jr, encontró la red con un delicioso tiro cruzado (0-1, 5º). ¡Arte grandioso!

Muy comprometidos colectivamente, los hombres de Christophe Galtier recitaron su fútbol con notable fluidez. Uso de pasillos, combinaciones muy interesantes, verticalidad con el ataque desde la profundidad: el juego era total. No se trata, eso sí, de relajarse defensivamente, como demuestra el esfuerzo de todo el colectivo por frenar los intentos de Lacazette o Toko-Ekambi en el otro extremo del campo (20, 21, 30).


¡Y nada más volver del vestuario, nuestro trío atacante seguía dando vueltas a la defensa local, como el disparo de Messi salvado por Lukeba (46º)! Y mientras la dupla Danilo - Vitinha se adueñaba magistralmente en el medio, era toda la fuerza ofensiva parisina la que caía sobre los locales en busca de la falta: avance de Nuno Mendes para un Neymar Jr. que no pudo con Lopes (71º), Leo Messi cerca deñ segundo (78º) y un tiro libre al travesaño (90º+1)...


En un final desenfrenado del partido donde los parisinos tuvieron que sacrificarse en cada acción (recordaremos el partido imperial de Danilo en dos sectores de juego), ¡era necesario concluir para resguardarse! Aunque no lo consiguieron, nuestra Rojiazul tuvo recursos mentales para aguantar los vientos en contra, ante un valiente rival llevado por su estadio, hasta el final.

Los campeones de Francia cosecharon nuevos éxitos para retomar su liderazgo y pasar el parón internacional invictos. Una victoria adquirida con nueva portería a cero, la cuarta consecutiva en la Ligue 1. Brillante