¡París lanza su año 2021!

Primer equipo

El Paris Saint-Germain le ganó al Stade Brestois por la jornada 19 de la Ligue 1 (3-0).

Para su primera gran partido del año en el Parque de los Príncipes, Mauricio Pochettino optó por la continuidad, Abdou Diallo reemplazó a Thilo Kehrer en un once articulado en torno a Marco Verratti detrás del trío atacante Di Maria-Kean-Mbappé.

La apuesta de este encuentro estaba clara para los campeones de Francia: sumar puntos en una amarga lucha por el título. Pero el inicio del partido lo demostró: nada sería fácil ante un Stade Brestois que tampoco vino a cerrar las compuertas. Acostumbrados a proyectarse hacia adelante, la formación de Olivier Dall'Oglio se arriesgó para poner a prueba la defensa parisina, aún solidificada por el Capitán Marquinhos y un Keylor Navas dispuesto a todo, como las atajadas ante Faivre (5º), y Pierre-Gabriel (7º).

En un encuentro desenfrenado, con intenciones ofensivas por ambos lados, los parisinos consiguieron variar sus circuitos para conseguir los espacios. Y tras las primeras situaciones de Marco Verratti (2º) y Angel Di Maria (13º), fue Moise Kean quien volvió a encontrar el gol. El italiano estaba bien situado para empujar la pelota al fondo de la red tras el primer intento de Marquinhos al poste (1-0, 16º).

Esta apertura del marcador tuvo un efecto inmediato en el juego de los rojiblancos, que luego pudieron poner el pie en el balón para avanzar con más serenidad en el campo. Efecto bola de nieve en un parque helado: comenzaron a llover oportunidades en en área visitante. Gautier Larsonneur tuvo que calentar los guantes, entre un nuevo intento de Marquinhos (25º) o un disparo lejano de Idrissa Gueye (27º). Pero los visitantes, lejos de estar adormecidos por el mal tiempo, siguieron apostando por la ofensiva. 

Sin complicaciones, los Brestois siguieron intentando en la segunda parte, generando situaciones de contras para los parisinos que se defendía bien. Desde Navas hasta Larsonneur, los porteros fueron muy importantes, atajando no menos de 19 tiros entre ellos. Kylian Mbappé intentó de todo para encontrar el gol (49, 59, 62, 66, 78). Pero al final, fueron dos suplentes los que lograron poner a salvo a los parisinos. Mauro Icardi, primero, que supo concluir con una perfecta recuperación un pase de Mbappé, tras un pequeño festival del francés (2-0, 81º). Y luego Pablo Sarabia, con un buen disparo desde la izquierda dos minutos después (3-0, 83º). 

Al final de un encuentro tan animado como abierto, se cumple así la misión de París, con esta primera victoria de 2021. Una preparación ideal a pocos días del choque contra el Olympique de Marsella por el Trofeo de Campeones, primer título de la temporada en juego.