París Saint-Germain - Rennes : el gesto técnico de Ángel Di María