Sergio Ramos: el increíble CV del defensor español

Primer equipo

Después de 16 años en el Real Madrid, Sergio Ramos acaba de fichar por 2 temporadas en el Paris Saint-Germain. La presentación del zaguero español…

Sería presuntuoso intentar resumir la carrera de Sergio Ramos en unas pocas líneas, y atreverse a encontrar suficientes adjetivos para calificar no solo al jugador, sino también a su personalidad. Porque durante la última década ningún defensa ha pretendido competir con él, ya que la influencia que pudo haber tenido en el prestigioso Real Madrid o en la época de la gran España tiene poca comparación en el planeta del fútbol.


Para entender su impacto, primero debemos rebobinar la historia de un prodigio sevillano, entrenado durante 8 años en el gran club de la ciudad, antes de ser arrojado al baño profesional con tan solo 18 años. En ese momento, la esperanza se destacó como lateral, y su convincente debut le permitió llamar la atención de los grandes. Pero en su punto de mira: la capital. El enorme Real Madrid gastó una suma récord por un joven en 2005, entregándole el número 4 del histórico defensa Fernando Hierro. El comienzo de una historia increíble para el pequeño andaluz, decidido a conquistar el país.



Ramos recibe el premio Don Balón a la revelación del año en su primer año, es votado tres años seguidos como el mejor lateral derecho del mundo por la FIFPRO y lógicamente se une a la generación dorada de La Roja a los 19 años, un año después de levantar la Eurocopa. con la sub-19. Con España triunfó desde el principio, ganando la Euro 2008, el Mundial de 2010 y la Eurocopa 2012, distinguiéndose con una panenka que permanece en los archivos. 15 años después de su debut, sigue siendo hasta el día de hoy el jugador con más partidos internacionales de la historia con 180 partidos internacionales.
En el prestigioso Real Madrid, Ramos también se convierte en titular indiscutible desde sus 20 años. Ganó dos primeros campeonatos en 2007 y 2008, cuando se unió al equipo ideal de la FIFA, y nunca más lo dejó. Porque aún hoy, solo los legendarios Cristiano y Messi (14) han aparecido con más frecuencia que él en el once tipo del año para FIFPRO (11 veces).Y luego el lateral se convierte en defensa central bajo la égida de Mourinho, y en un verdadero jefe junto a Ronaldo.  



Pasan los años, pasan compañeros y entrenadores, se acumulan trofeos, pero se mantiene el aura y el estilo sevillano. 16 años, durante los cuales Sergio Ramos se consolidó como uno de los mejores defensores del mundo. Y se ha dado un récord indiscutible. En 16 años, nada ha satisfecho su búsqueda de títulos con el Real Madrid, donde ha acumulado nada menos que 22 trofeos en sus estanterías: cinco Ligas españolas, cuatro Ligas de Campeones, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, dos Copas del Rey y cuatro Supercopas de España.
Todo en 671 partidos, y con  101 goles marcados. Porque "SR4" también disfruta del lujo de ser uno de los defensas más decisivos de la historia. Una anomalía en el panorama del fútbol. De hecho, Ramos sigue siendo hasta el día de hoy el único defensa que ha marcado en dos finales de la Champions League (2014 y 2016).Héroe de la semifinal de 2014 ante el Bayern con dos goles de cabeza, fue en la final donde marcaría su nombre con un hierro rojo en la Orejona. Esa noche, al acabar con la sed, arrebató la prórroga en el minuto 93 con un memorable golpe de cabeza ante el Atlético, y llevó a su equipo a la esperada "Décima". Una de las acciones más emblemáticas de la historia de la Casa Blanca.
Está la Champions pero también la grandeza del Clásico, que corre por sus venas. Efectivamente, el zaguero ha jugado 45, más que ningún otro jugador en la historia de la rivalidad ibérica. También ha marcado 5 veces en estos prestigiosos encuentros.


Difícil, sin embargo, resumir a Sergio Ramos en un currículum, por rico que sea, sin evocar una personalidad extraordinaria. Capitán Merengue, líder de corazón y competidor de sangre, el que puede evolucionar en todas las posiciones de defensa es ante todo un atleta extraordinario, impulsado por el sentido del sacrificio y el hambre de ganarlo todo. Un referente mundial, convertido en leyenda de su club y de su país, pero también y sobre todo un jugador completo en perpetua búsqueda de nuevos retos."Soy el dueño de mi propio destino", se lee con tinta azul en el tatuaje que recorre sus costillas. Su destino lo lleva ahora a la Ciudad de la Luz, para escribir una nueva página en su historia. Ahora será con la camiseta roja y azul donde sus ambiciones cobrarán vida.